El Heredero. Introducción

Introducción

Calabria, Italia.

Elevado majestuosamente sobre el valle de verdes extensiones, tan grande como un océano, rodeado de un oscuro bosque de abetos balsámicos, lagos ondulantes y cascadas escondidas, descansaba el enorme y suntuoso castillo blanco, símbolo del poder de Calabria, coronado por sus góticos techos y las abovedadas cúpulas azules, tan callado, romántico y misterioso como siempre; los rayos del sol hacían brillar su blancura de tal modo que ondulaba hasta parecer un espejismo; un espejismo que se apreciaba desde altamar.
La tranquilidad dominaba el imponente palacio, donde las aves cantaban dulcemente escondidas entre los miles de árboles y los cisnes imperiales se paseaban majestuosamente sobre la superficie transparente del lago.
Sin embargo, colina abajo, en el pueblo de Calabria, donde las parcelas parecían recortes de tela verde, y los bosques de olivos exhalaban su aroma a la frescura de la aurora, la actividad ya era incesante a pesar de ser apenas las ocho de la mañana.


En el astillero, los buques de vapor ya cargados aguardaban flotando perezosamente, salpicándose unos a otros entre las aguas, rodeando al gigantesco barco real, un coloso de madera pulida, tracería de oro y banderas azules y blancas, decorado quisquillosamente con letras pomposas, dándole vida a los nuevos escudos de Calabria, con un intricado diseño consistente en una T y una W intercaladas de manera barroca, unidas en todos sus puntos, fusionadas.
Desde hacía dos años, la vida en Calabria era tranquila y próspera, y aquello se lo debían a la amorosa actitud del Príncipe William y al talante de tolerancia inexperta del príncipe Thomas.
Los campos producían como nunca antes, y el Reino de Calabria estaba ganando renombre y fortaleza lentamente, y cada día mas personas llegaban a poblar sus fértiles tierras.
El señor Listing estaba en su taller, como cada día, pero ahora tenia media docena de sirvientes y dos pequeños buques de carga, y al paso de dos años se había convertido en el exportador mas importante de algodón de toda la costa mediterránea. Y aquello no era por beneficiarse de que su hijo era el consejero principal del Príncipe William, sino porque el príncipe menor había tomado en sus manos parte de las riendas del gobierno; bajando los elevadísimos impuestos.
El Rey Jörg se había mostrado un poco reacio y desconfiado al principio, pero nadie se atrevía a negarle nada a aquellos ojos tan tristes que tenía el príncipe; y había descubierto con grata sorpresa, que al bajar los impuestos, su reino finalmente había despuntado y estaba más rico y boyante que nunca.
— ¿Para que necesitamos tanto oro? — Preguntaba Bill, con el ceño fruncido, mirando los techos atestados de florituras de oro, los adornos demasiado brillantes y cargados, los tronos de oro macizo, las sedas, las piedras preciosas y todo el lujo del castillo, —ellos lo necesitan más…

Y entonces relataba a los Reyes sus espeluznantes anécdotas, del hambre que siempre tuvo, del frío invernal y punzante que le impedía dormir de noche, y el calor aplastante del verano sobre su espalda desnuda, sobre la soledad en su vida, la austeridad de la pequeña choza en donde vivió, en donde el aire de invierno se colaba entre las maderas y tablones sin dejarlo en paz, y como, por falta de aquel oro, Constanza había muerto en la peor de las agonías. Y al escucharlo, La Reina lloraba de impotencia, el Rey apretaba las mandíbulas por el coraje y a su hermano se le hacía pedazos el alma, y el asunto quedaba zanjado. Impuestos disminuidos, y las personas habían mejorado su economía a tal grado, que por sí mismos iban a ofrendar su dinero, regalos, productos, piezas de caza y toda clase de ofrendas de lealtad a los pies de su adorado Príncipe William, quien sentado incómodamente en la sala del trono se negaba a recibirlo, y finalmente al aceptarlo, lo invertía todo en mejoras para su reino.

Y el reino entero veneraba a los príncipes gemelos, pues el cambio efectuado en el príncipe Thomas era grande y totalmente inverosil9;mil. Ahora ya nadie tenía miedo cuando bajaban galopando a toda velocidad desde el castillo, acompañados a veces por el príncipe Andreas e indiscutiblemente siempre por Georg y sus escoltas. Ahora al contrario los esperaban, disfrutaban sólo el verlos cabalgar entre risas, entre bromas, entre nubes de polvo y relinchos de caballo; los príncipes eran de ellos mismos, no prestaban atención a nadie mas que a ellos, se pertenecían, y nadie lo cuestionaba, el pueblo ni siquiera recordaba o pensaba en alguna boda real, con sus dos jóvenes monarcas les bastaba.

Continuará…

Y pues bueno, aquí estamos otra vez, y no me queda mas que decir gracias, desde ya, muchas gracias y nos vemos pronto!!

Escritora del Fandom

11 Comments

  1. Una historia ansiada y esperada por varios años, así que me toca disfrutar la continuación. Para empezar la tan acostumbrada buena calidad para escribir, narrar, gracias. Me haces transportar a esa ciudad costera.
    Me alegra que el progreso de Calabria y el cariño que muestran por sus príncipes. .aunque parece que con eso del matrimonio algo va a cambiar. El resumen nos revela que se van a separar. .*llora en todos los lenguajes» eso no me gusta. .las mujeres entre ellos. .u.u
    Estaré al pendiente de tus actualizaciones y Gracias por la continuación! ♡

    • Siempre pescas el fondo de las cosas.. Desde siempre que alucine y Si, se van a separar en algún momento porque no pueden los.hombres procrear bebés y así (no me gusta el mpreg) así que aquí será apegado a la realidad, a los protocolos y a esas maneras en las que se maneja la realeza y será duro…
      Muchas gracias por tus palabras, intento hacer que en realidad la lectura sea un transporte a esos lugares mágicos de Italia, y me encanta que te guste y la sigas aún después de tantos años.
      Un abrazo grande!

  2. Maldita sea, como se ponen los aplausos y vitores aquí!….. jajajaja. Muy emocionada por leer tu próxima aventura. Un saludo

    • Muchas gracias!!!
      Es increíble y espero que te siga gustando <3

  3. Creo que es una continuación muy esperada por el Fandom en general; y como siempre una excelente narrativa al momento de escribir se aprecia la calidad del trabajo y el amor que le pones a tu fic; me alegra el saber de la existencia de está continuación y no haber quedado solo en un proyecto….

    Saludos

    • Muchas gracias por tus palabras, en realidad trato de hacer mi mejor esfuerzo y como dije, mi alma va en esta historia, es algo que amo hacer y más aún que guste.. En verdad seguiré haciendo mi mejor esfuerzo para que esto salga de la mejor manera.. mil gracias de nuevo 💙

  4. No tiene mucho que leí la primera parte de la historia pero si vi que fue escrita hace mucho. No creí que fuera a tener continuación y me encanta la idea de que ahora la voy a leer casi al momento de ser publicada 🙂

  5. Definitivamente una de las continuaciones más esperadas para mi!! No leí la primera parte por aquí, por lo que no creo haber dejado un comentario aquí, pero si que te comenté que tu historia me encantó. Y es verdad, me encantó y me sigue encantando!
    Ya sé que las cosas se van a poner duras, que van a sufrir y que yo voy a sufrir con ellos, pero eso no disminuye en absoluto mis ganas de leer de principio a fin esta nueva historia.

    • Ohh muchas gracias, lamentó haber hecho esperar tanto tiempo pero es que tenía otro proyecto que necesitaba ser terminado para retomar esto, y bueno aquí esta, y seguiré actualizando seguido (espero) y prometo que si hay sufrimiento también habrán alegrías
      De nuevo gracias
      Un beso

  6. Tendrá un par de años que leí tu adaptación de «El Príncipe y el mendigo» y es poco decir que quedé maravillada con ese fic. Estoy eufórica de ver que has comenzado esta segunda parte.
    Sin embargo, debo decir que al leer el resumen mi corazón se está preparando para una trama difícil. Y es que lo que le respondiste a Ady quiere decir que habrá un heredero y, por lo tanto, una horrible separación. Creo que eso es lo que más temo leer, pero la calidad que mostraste en «El Príncipe y el mendigo» me hacen querer leer todo.

    • Hola después de 2 años, me alegra que estés aquí y leyendo está segunda parte que si bien no será tan sangrienta, si será complicada pues el título lo dixe, debe haber un heredero, y puesto que aquí los 2 son hombres y no es historia mpreg pues de una princesa debe salir el heredero jaja.
      No tengas miedo, vas a ver que te gustará!
      Gracias por el coment guapa! Un beso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.