El verdadero amor perdona

Notas: Fic rescatado e inspirado en la canción ¨El verdadero amor perdona¨ Maná.

«El verdadero amor perdona»

(One-Shot de asKLenimy )

Tienes todos los espacios

Inundados de tu ausencia

Inundados de silencio

No hay palabras, no hay perdón.

– ¡Te acostaste con otra perra Tom! – Gritaba Bill, mientras que el brillo de sus ojos se hacía más intenso… comenzaba a llorar.

-Ya lo sé Bill, por favor… perdóname- Hablo Tom tratando de mantener la calma ante la reacción de su hermano.

Bill y Tom llevaban saliendo hace unas cuantas semanas, se habían prometido mutuamente en no acostarse con otras personas, pero esta era la tercera vez que Tom rompía aquella promesa.

– ¡Esta es la tercera vez Tom! ¡La tercera puta vez que te acuestas con alguien! – Bill estaba sufriendo, sentía que su amor no era correspondido por la persona que tanto amaba y eso lo mataba internamente.

Tú me tienes olvidado

No respondes al llamado

No eches tierra a la palabra, me condenas a la nada

No me entierres sin perdón.

-Bill- Tom hablo por lo bajo, tomo las dos manos de Bill y se arrodilló manteniendo la cabeza baja- ¡Perdóname por favor!

Era la primera vez que Tom lloraba, eso sorprendió a Bill, las acciones de Tom lo confundían ‘’ ¿De verdad me amaba?’’ Si lo hace entonces ‘’ ¿Porque se acuesta con otros?’’

-Tomi, deja de llorar; hablemos mañana estoy demasiado cansado… Por favor- Suplico Bill volviendo a sollozar-

Tom asintió, se levantó y junto con Bill se había ido a la cama, pero Bill le daba la espalda, a Tom le dolía, lo rompía ver a su gemelo de esa manera y más si era su culpa.

Mira corazón qué es el engaño

Se revierte y hace daño

Se revienta en el aire

Como pompas de jabón

Un nuevo día comenzaba, Tom abrió los ojos y al no ver a Bill en la cama se levantó rápidamente, sabía que tenían un asunto pendiente. Y hoy lo resolvería, por un lado, se sentía seguro; sabía que Bill lo amaba tanto que lo perdonaría.

Se mantuvo en silencio y al escuchar la puerta del baño abrirse corrió hacia Bill, para jalarlo hacia la cama sentarlo y mirarlo fijamente a los ojos para darle una explicación.

-Escucha Bill, yo… anoche me descontrole, tome tanto que simplemente caí en la trampa de esa persona, pero no significó nada para mí, porque tú no eras la persona que estaba en ese momento conmigo- Confeso Tom mientras no despegaba ni un segundo la vista de Bill- Soy honesto, no puedo mentirle a la persona que amo.

Bill se quedó en silencio, no sabía que decir o cómo reaccionar; solo quería dormir y volver a llorar.

-Por favor Bill, no llores- Hablo Tom preocupado.

Bill dio un gran suspiro, subió su mirada para encontrase con la mirada de Tom y asintió con su cabeza. Estaba perdonando nuevamente a Tom.

– ¡No sabes cuanto te amo! – Grito Tom para abalanzase sobre su hermano y volverse a tapar para dormir.

&

Todo había resultado bien en esa semana, por fin habían terminado su tour y hoy habían sido invitados a festejar en un club nocturno.

En cuanto Bill escucho la palabra “Club nocturno” tuvo miedo ¿Y si Tom le volvía a fallar?

-Seguramente habrá linduras- Afirmo Georg, mientras le daba un leve empujón a Gustav- Estoy emocionado.

-Tienes razón, ¿Qué dicen chicos? – Pregunto Gustav a los gemelos.

-Será increíble, Bill piensa lo mismo ¿Verdad?

-Oh si, será genial; así cambiamos de ambiente…- Respondió a Tom con algo de nervios.

Cómo pude haberte yo herido

Engañarte y ofendido

Alma gemela no te olvido

Aunque me arranque el corazón

Ya todos estaban disfrutando y bebiendo a excepción de Bill, estaba preocupado; despegó la mirada de Tom unos cuantos minutos y este se había esfumando. Así que desesperadamente decidió buscarlo.

Le tenía total confianza… pero en un lugar muy profundo de su corazón algo le decía que Tom le fallaría otra vez. No podía soportar esa idea, así que para quitase de dudas lo busco y ¡Bingo! Lo encontró reconociendo su representativa gorra con rastas rubias.

Se acercó lo más rápido que pudo y al estar a tan sólo unos metros Bill vio lo que su corazón ya sabía.

Tom estaba besándose con una mujer y un hombre ¿Que mierda estaba pasando? El mundo de Bill se vino nuevamente abajo, sus ojos comenzaron a soltar abundantes y amargas lágrimas. Sin decir una palabra camino hacia la salida y decidió regresar al hotel.

Ay el rencor, que nos envenena

Nos hace daño

Aunque no regreses corazón

Has de perdonarme

Bill estaba solo en aquel gran cuarto de hotel, necesitaba el consuelo de una persona de confianza y esa persona era Andreas. Así que sin pensarlo dos veces marco.

– ¿Hola? – Se escucho una voz adormilada del otro lado de la línea telefónica.

-Andy… soy yo Bill- La voz de Bill se escuchaba apagada y triste.

– ¿Qué sucede? ¿Por qué estas así? – Pregunto Andreas preocupado.

-No es nada, estoy cansado el Tour me desgasto más de lo pensado… pero necesito un consejo- menciono Bill.

-Adelante, cuéntame tu problema- Dijo Andreas.

-Bueno, ¿Qué se hace cuando el amor de tu vida… tu alma gemela ya te ha engañado 3 veces? – 

-Bueno Bill, ¿Has escuchado esa frase popular?

– ¿Cual? –

-Si me engañas una vez tuya es la culpa si me engañas dos es mía, es como cuando lees un libro dos veces… su final no cambia. ¿Te sirve ese consejo? – Preguntó Andreas-

-Claro que sí, muchas gracias Andy, necesito colgar- Dijo Bill para colgar enseguida, ni siquiera había permitido que Andreas se despidiera.

El verdadero amor perdona

No abandona, no se quiebra

No aprisiona 

No revienta como pompas de jabón

Bill se puso ropa cómoda, destendió aquella cama King size y se recostó para quedar profundamente dormido, no sin antes recordar el consejo de Andreas.

&

Un nuevo día comenzaba, Bill al despertar noto que Tom no estaba, otra vez había sucedido; Tom se había acostado con un desconocido o en este caso dos.

Se cambió, guardó sus cosas para llevarlas al autobús que los llevaría de regreso a Alemania y decidió explorar aquella nueva ciudad.

El frío se sentía muy fuerte, aunque Bill lo odiará no le importo y siguió caminando.

Hasta que se encontró con la persona que menos quería ver: Tom; su hermano.

Salía de un Motel con una gran chamarra y una bufanda, claro sin olvidar sus increíblemente grandes pantalones, y Tom sabía que Bill lo había visto, ahora estaba en problemas.

-Bill- Pronuncio el nombre un poco nervioso, sabia la estupidez que había cometido… otra vez.

Un error es algo humano

No justifico la traición

Los amantes verdaderos se comprenden

Se aman y se olvidan del rencor

-Esto es todo Tom Kaulitz- Dijo Bill girándose de vuelta por donde había llegado sin siquiera regalarle una mirada a Tom.

Tom se quedó atónito ¿Acaso había escuchado bien las palabras de su alma gemela? Sin dudarlo corrió detrás de Bill sosteniendo su brazo para que este no siguiera caminando.

-Repite lo que dijiste Bill- Dijo Tom en un tono serio y preocupado, esto seguramente sería una tonta broma.

-Oh Tom, dije “Esto es todo”- Hablo Bill para soltase del agarre de Tom y seguir su camino. Pero nuevamente Tom lo detuvo.

– ¿A qué te refieres con toda esta mierda? – Pregunto Tom desesperado.

-Terminamos Tom, ya no quiero nada contigo a menos que esté relacionado con la banda- Volvió a decir Bill sin remordimiento alguno.

Tom quedó impactado no se podía mover y vio nuevamente que Bill se sacó de su agarre para irse sin mirar atrás.

La noche empieza a amotinarse

De sueños rotos y el dolor

Y me revuelco en la cama aferrándome a la nada

Implorando tu perdón

Estaba ahí, roto, roto porque su alma gemela se había rendido, aunque Tom sabía perfectamente que todo era su culpa, Bill siempre renunciaba a todo solo por él, por Tom, por su amor verdadero.

Después de unos minutos asimilando lo ocurrido corrió hacia el Hotel y al llegar a su habitación no estaba ninguna pertenencia de Bill. Sin pensarlo dos veces Tom acomodo rápidamente sus cosas y se dirigió al autobús, deseando con todas sus fuerzas que Bill estuviera ahí.

Y si no estaba ahí… 

Al llegar al autobús aventó sus cosas y se adentró lo más rápido que pudo en el autobús, para suerte suya Bill si estaba dentro del autobús, agradecía internamente al clima por ser tan frío en ese momento impidiendo que Bill salga. Sabia mejor que nadie que Bill odiaba el frío.

Pero ahora venía la parte difícil…

Mira corazón cuánto te extraño

Pasan días, pasan años

Y mi vida se revienta

Como pompas de jabón

Cómo pude haberte yo herido

Engañarte y ofendido

Alma gemela no te olvido

Aunque me arranque el corazón

-Bill, por favor; déjame explic- Tom no pudo terminar de hablar, Bill lo había interrumpido.

-No Tom, no necesito otra explicación; porque lo único que dirás es “Yo bebí mucho, pero eso no significó nada para mi” ¿Acaso no te cansas de hacerme daño todo el tiempo? –

“CRACK”

Tom escucho a su corazón destrozase en mil y un pedazos, la había cagado, un error irremediable.

Sus ojos comenzaban a llorar, su pecho se comprimía y su corazón roto latía a mil por hora, sentía que la vida se le iba… su vida era Bill, sin el Tom no era nada. Lo sabía perfectamente.

El arrepentimiento en este momento ya no funcionaba…

Ay el rencor, que nos envenena

Nos hace daño

Aunque no regreses corazón

Has de perdonarme

El verdadero amor perdona

No abandona, no se quiebra

No aprisiona

No revienta como pompas de jabón

-Lo entiendo Bill, no te daré más excusas… ya no- Hablo Tom mientras lloraba.

Bill miraba con los ojos llorosos como Tom lloraba, quería perdonarlo; pero Andreas tenía razón, si seguía perdonando a Tom el seguiría haciendo lo mismo.

-Dime ¿Qué pasará con nosotros? -volvió a hablar Tom mientras se limpiaba las lágrimas

-Tenemos que seguir hablándonos por el bien de la banda, solo actuemos con normalidad- Pronuncio Bill

-Actuar con normalidad… para mi es abrazarte, besarte, consolarte y pasar noches de pasión contigo- Hablo Tom que se estaba ahogando por su propio llanto.

-No Tom, antes de que nosotros decidiéramos ser novios, yo seguiré abrazándote, en tus momentos malos te apoyare y consolaré como hermanos-Volvió a hablar Bill esta vez con un tono de derrota.

El verdadero amor perdona

El verdadero amor perdona

Si el amor es verdadero

No se quiebra, no abandona

Tom asintió no sin antes decir una última cosa.

-Necesito que me perdones, así yo podré estar en paz, no podré continuar con normalidad, porque tú eres y serás mi todo, pero para dar sólo un paso necesito que me perdones… por favor- Tom miraba a Bill con los ojos apagados.

-No puedo Tom… no ahora-

Si el amor es verdadero

No se quiebra, no abandona…

F I N

¡Hola!, soy la autora de esta historia, probablemente haya faltas ortográficas, no tenía intenciones de publicar esto en el foro, pero me gusto el rumbo que tomó este Song-fic. Quizás considere hacer una segunda parte y darle un final feliz. Todo depende de ustedes, pero ¿Si les gustaría un final feliz?

Me despido para verlos en la continuación… si es que llega a haber una.

-asKLenimy

Publico con autorización del autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.